Banca Economía Hogar Préstamos

Guía para solicitar un crédito rápido sin dolores de cabeza

Crédito rápido: cómo solicitarlo

crédito rápido

¿Qué es un crédito rápido?

Un crédito rápido es un préstamo que se nos concede en pocos minutos. Los trámites suelen ser de poco tiempo y el dinero que se nos transfiere a la cuenta demora unas pocas horas. Los créditos rápidos se caracterizan además por ser rápidos y sencillos, ayudándonos a salir adelante en un mal momento donde nuestra economía parece querer derrumbarnos.

Pasos a seguir para pedir (y conseguir) un crédito rápido:

En esta guía vamos a ayudarte para que puedas obtener el tuyo de una manera aún más simple y efectiva.

  1. Establecer el monto que vamos a pedir: Cuanto menor sea el monto del crédito que vamos a solicitar, más fácil será cumplir con el pago del mismo. La idea no es pedir mucho más que lo que necesitamos. Por lo cual haz las cuentas y sólo pide un monto que realmente necesite sepas que podrás devolver sin comprometerte cada mes.
  2. Destinar el crédito: Es importante establecer las prioridades y ver en qué vamos a utilizar el dinero del crédito para no derrocharlo en gastos innecesarios. Tenemos que ser conscientes que es tan solo un préstamo y habrá que devolverlo, por lo cual el dinero solo debe estar destinado a aquella deuda o motivo por el cual lo estamos solicitando.
  3. Jamás pedir un crédito rápido para poder pagar otro: Lo más probable es que si intentas costear un crédito con otro, tu solicitud sea rechazada. Si aún así te lo han concedido, esto sólo significara un problema mayor para tus finanzas. Quizá frente a un caso así debas buscar una solución alternativa como puede ser trabajar horas extras, o vender algo que ya no utilices.
  4. Establecer un plazo: Una vez que sepamos el monto que vamos a pedir, tenemos que pensar cuánto tiempo nos llevará poder devolver este dinero. Tenemos que entender que este es un compromiso importante y que no podemos tener retrasos por lo cual el plazo que pidamos tiene que ser real.
  5. Comparar y elegir: Internet es una buena opción para poder comparar las condiciones que cada empresa nos ofrezca y elegir la que más se ajuste a nuestras necesidades. Con tal sólo googlear o utilizar un comparador de precios podemos encontrar empresas como Wonga.es que nos ofrecen intereses bajos o plazos amplios de pago. Lo importante es que elijas aquella empresa que te resulte más conveniente ante tu situación.
  6. Leer las condiciones: Cada contrato tiene sus términos y condiciones y es importante saber cuáles y cómo serán aquellas que vamos a firmar para no encontrarnos más adelante con “sorpresas”. Leer todo con detenimiento y consultar cada párrafo que no logremos comprender para asegurarnos que no tendremos ningún inconveniente en el futuro.
  7. No mentir: Jamás mientas sobre tu información personal o documentos ya que además estas empresas cuentan con sistemas de verificación y lo único que lograras es que tu solicitud sea demorada o cancelada. Honestidad es la clave durante todo el proceso. Sólo comenta tu situación con tranquilidad y todo saldrá bien.

Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies