Menú

¿Conoces el Cashback? Los nuevos “cajeros” automáticos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
600x313
320x568

Cashback o cómo sacar dinero en tu supermercado

  • El cashback permite “sacar” dinero en efectivo al pagar en supermercados, gasolineras u otro tipo de establecimientos
  • En Reino Unido, Alemania o México el cashback está totalmente extendido
  • España todavía no cuenta con este tipo de servicio pero ING está preparando su implantación en nuestro país

cashback

Hacer continuos viajes al cajero para obtener dinero en efectivo a veces puede ser un fastidio. Más aún cuando queremos ahorrarnos las comisiones que imponen algunos bancos a los que no son clientes. Además, tras la llamada “guerra de los cajeros automáticos” son menos las entidades que permiten a los no clientes sacar dinero sin cobrarle comisiones. Por ello, encontrar el cajero adecuado a veces puede resultar complicado.

En algunos países existen alternativas que facilitan a los usuarios disponer de su dinero en efectivo. Una de ellas es el cashback o los cajeros cashback, de uso muy extendido en países como por ejemplo Reino Unido, Irlanda o Alemania.

¿Qué es el cashback?

El cashback, cuya traducción literal equivaldría a algo así como “devolución de dinero”, permite a los usuarios obtener dinero en efectivo de las cajas de determinados comercios como por ejemplo, supermercados, gasolineras, restaurantes e incluso pubs. Es decir, cuando el cliente va a pagar en uno de sus establecimientos habituales con una tarjeta de débito, puede solicitar que le cobren un importe más alto al coste de su compra, y la diferencia le será devuelta en efectivo. Por ejemplo, si va al supermercado y la compra le ha costado 50 euros, el cliente puede solicitar que le cobren 70, y le entregarán 20 euros en efectivo. De esta forma, la caja del supermercado hace las veces de un cajero automático.

cashback

Ventajas del cashback

La ventaja más evidente que tiene esta práctica financiera para los clientes es que resulta muy cómodo obtener dinero en efectivo. El cliente no tiene que desplazarse hasta el cajero automático, sino que puede disponer de él al realizar sus compras habituales. Además, se multiplican los puntos físicos en los que puede conseguir efectivo.

Para el supermercado también hay beneficios. Por un lado, consigue atraer clientes, y por otro, reduce los gastos que puede suponer disponer de una gran cantidad de efectivo en sus sucursales, como puede ser el desplazamiento de éste hasta entidades bancarias o gastos de contabilidad.

Comisiones

Las comisiones que se apliquen al sacar dinero mediante cashback pueden variar dependiendo de la entidad que lo gestione, así como del país en el que se encuentre. En muchos casos estos servicios se ofrecen de manera gratuita para el cliente del establecimiento, es decir, no se le aplican comisiones. Sin embargo, hay ocasiones en las que sí se establecen comisiones a los clientes o se exige que se realice un mínimo de gasto en el comercio para estar exento de pagarlas.

cashback

Cashback en España

Aunque el cashback, o los cajeros cashback están muy extendidos en algunos países europeos o americanos, en España este servicio todavía es inexistente. Según parece, recientemente, algunas entidades se han puesto en contacto con establecimientos, comercios u otro tipo de superficies para que los clientes puedan sacar dinero de sus cajas.

Las únicas confirmaciones “oficiales” vienen de ING Direct, que ante la dificultad de extender su red de cajeros automáticos, sopesa claramente ofrecer este servicio en los comercios más habituales, para atender a su creciente número de clientes (según MuyPymes)

Nuestra opinión sobre el Cashback

En realidad, es un servicio que establecimientos que tengan flujo de metálico continuo podrían ofrecer a sus clientes, simplemente conociendo las políticas de comisiones que les cobre su banco o bancos habituales en el cobro con tarjeta, para cobrar su venta y el dinero a entregar al cliente, incluyendo un extra que cubra dichas comisiones. También disponer ofertas para compras elevadas y ahorro de comisiones, etc. en función del nivel económico de la empresa y su interés por fidelizar a la clientela. Y quien dice pagar con tarjeta, dice pagar con el móvil, algo ya más que presente 🙂

Fuente: Rastreator Finanzas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies