Roto otra vez… ¿no tienes seguro para móvil?

Aunque no haya cifras concretas, no es ninguna novedad decir que a quien más quien menos se le ha roto un móvil alguna vez, lo que es más interesante es saber de qué maneras.

Para prevenir hay que conocer al menos las principales causas de deterioro que se producen en nuestros terminales, que son muchas y variadas.

Quizá sea el momento de pensar en contratar un seguro para móvil.

seguro para móvil
Contratar seguro para móvil

Por qué contratar un seguro para móvil

En este post vamos a darte una serie de razones por las que, ¡al menos!,  plantearte contratar un seguro de móvil para tu nuevo y flamante smartphone 🙂

Caídas

Si llevas el teléfono sin funda o carcasa rígida y se te cae mientras vas andando (¡o corriendo!) es muy probable que no salga indemne del golpe. Incluso si va medianamente protegido no se garantiza que sobreviva del todo.

¿A qué esperas para protegerlo con una carcasa bien resistente y un protector de pantalla en condiciones?


Los bolsillos del pantalón

Aunque tus bolsillos del pantalón parezcan un lugar seguro para tu smartphone posiblemente no estés en lo cierto.

A menudo en los bolsillos llevas llaves, monedas o cualquier cosa que se te ocurra que, seguramente, será la que arañe o raye tu pantalla, tus carcasas o, ¿por qué no? todo a la vez 🙁

El cuarto de baño, ese pequeño infierno

Hace unos años, una curiosa encuesta descubrió que casi cuatro de cada diez personas usaban su móvil en el baño (¿¿Solo cuatro, en serio??).

También detectó que a la mitad de esos cuatro se le había caído al water al menos una vez (no queríamos decirlo, pero recuerda que no siempre hay agua limpia dentro).

Entre los hábitos de lectura que van cambiando y las redes sociales, ¿quién duda que el baño es el infierno de los móviles? 🙂

seguro de móvil

Más motivos para contratar un seguro para móvil

Sentarse sobre él

Mucha gente guarda su móvil en el bolsillo de atrás del pantalón. ¡Vaya, olvidaste sacarlo antes de sentarte! Pues sí.

No solo puedes dañar la superficie o el cristal… puedes partir el móvil o dejarlo medio inservible, en el mejor de los casos. Recuerda que los diseñan para utilizar, no para aguantar peso.

Robo

Lo bueno de que te roben el móvil es que casi todos los aparatos actuales llevan sistemas de localización –si los tienes activados-.

Lo malo, aparte del hecho en sí (aunque te hayan librado de tus grupos de whatsapp un tiempo) es que si lo llegas a recuperar, lo normal es que esté bastante deteriorado.


La piscina (o la playa)

A ver, la piscina es como un baño para el móvil. O peor. ¡No saques el móvil de tu bolsa de playa o piscina! ¡¡Podrías meterte con él metido en el bañador dentro de la piscina!!

Lo usas, lo guardas en el bolsillo por inercia de hacerlo a diario y hala, a nadar. Luego vienen las lamentaciones.

¿Te parece raro? Ni te imaginas a la cantidad de gente que le pasa.

Sí, también por prestarlo

Amigos, conocidos o niños pequeños. Si les dejas el móvil sabes que nunca, nunca, lo van a cuidar como tú, así que no te extrañe que te llegue de vuelta con arañazos, suciedad o incluso dañado por algún golpe o caída accidental. ¡Ups!

Recuerda contratar un seguro para móvil… y no olvides que ya no tienes un Nokia 🙂

seguro de móvil

 

Más sobre móviles: Niños y móviles: uso seguro


¡Suscríbase!


Invalid email
Necesita rellenar este dato

Necesita rellenar este dato
Necesita rellenar este dato
Ahorrame.com usará su información para notificarle nuevas publicaciones y ofertas de su website.
¡Te has suscrito correctamente!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies