Economía Hogar Electricidad Energía

Cómo ahorrar luz en casa y abaratar la factura

  • ¿Cómo ahorrar luz en casa y abaratar la factura?
  • La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) publica que se puede ahorrar como mínimo entre 60 y 300 euros anuales en la factura de la luz sin que tengamos que cambiar nuestros hábitos en el consumo de electricidad.

ahorrar luz en casa

¿Podemos ahorrar luz en casa de verdad?

Por supuesto, pero hay que tomar decisiones y actuar. Para ello la OCU ha emitido una serie de recomendaciones con el objetivo de ahorrar luz en casa:

1. Apuntarse a la discriminación horaria

Tengamos tarifa regulada o estemos en el mercado libre debemos optar por la discriminación horaria.
Los hogares concentran un 50% de su consumo en el horario valle (las horas del día en que el consumo es más económico), entre las 12 y las 22 horas en invierno, basta tener un consumo de un 30% en este horario para empezar a ahorrar.

Así, sin modificar nuestro hábito de consumo de luz, economizamos como mínimo 70 euros (pero hemos de tener en cuenta que hacer el cambio a este horario cuesta 11 euros).

ahorrar luz en casa
Tabla discriminación horaria, gracias a Lucera Energía

970_250_degradado

2. Reducir la potencia contratada

Si nunca saltan los plomos en nuestra casa debemos plantearnos reducir la potencia contratada, nos ahorraremos unos 60 euros al año por cada kW que reduzcamos.

La factura de la luz tiene una cantidad variable que refleja el consumo que hacemos (término de energía) y otra fija por la potencia contratada (término de potencia), esta última cantidad la pagamos gastemos o no electricidad por ello debemos contratar sólo la potencia que necesitamos.

Lo normal es contratar 3,3 kw. Usamos unos 100 w en iluminación y gastamos otros 3.000 en electrodomésticos (lavadora, ordenador, tele, nevera…), de modo que una casa media con todas las luces encendidas, la lavadora en marcha (unos 2.000 w) y un consumo de otros 1.000 w en electrodomésticos, necesitará una potencia de 3,1 kw.

Para precisar más la potencia que necesitamos y ahorrar luz en casa podemos:

  1. Sumar la potencia (kW) de todos los electrodomésticos de mayor potencia.
  2. Añadir 1kW para iluminación y pequeños electrodomésticos.
  3. Dividir el total por 3 porque no todos los aparatos tienen que funcionar a la vez.

La cantidad que nos salga debe ser mayor que nuestro electrodoméstico de máxima potencia para que éste pueda funcionar en cualquier situación.

Si decidimos cambiar la potencia contratada hemos de tener en cuenta que las compañías eléctricas pueden negarse a hacer más de un cambio de potencia al año y que debemos pagar por ello.

3. Tarifa regulada o mercado libre

Casi la mitad de los consumidores sigue teniendo la tarifa PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), regulada por el Ministerio de Energía, el resto está en el mercado libre.

La OCU ha comparado el ahorro que ha supuesto tener contratada la tarifa PVPC frente a las mejores ofertas del mercado libre. Durante 2014 y 2015 había ofertas en el mercado libre que mejoraban la tarifa PVPC pero desde 2015 hasta ahora el PVPC ha permitido ahorros sobre las mejores ofertas en el mercado libre.

Iluzprrofeno_2

No obstante la volatilidad del PVPC, con periodos de fuertes subidas de precios como los de ahora, puede llevarnos a reconsiderar otras alternativas que ofrecen una factura más estable.

Los hogares especialmente sensibles a las tarifas PVPC son los que concentran su consumo en una época del año, como los que tienen calefacción eléctrica, y no pueden compensarlo con hipotéticas bajadas del precio en otra.

¡No te olvides de los enchufes inteligentes!

Aquí algunos ejemplos:

Si estamos ya en el mercado libre o queremos cambiarnos a él debemos saber que en este mercado existen grandes diferencias de precio incluso dentro de una misma compañía y que la comparación entre tarifas no es fácil.

Podo 320x416

Según la OCU, para conseguir una tarifa en el mercado libre que ahorre dinero debemos:

  1. Optar por tarifas cuyas condiciones no sean revisables al menos durante un año.
  2. Descartar las que incluyan servicios adicionales no deseados como revisiones de la instalación eléctrica o seguros de pago.
  3. Optar siempre por discriminación horaria.
  4. Revisar si cumple los requisitos del bono social y solicitarlo si puede.

Normalmente las tarifas ligadas a la facturación online son las más económicas.

Una vez que conocemos estos datos podemos usar comparadores de energía para ver qué tarifa nos conviene más según nuestras condiciones particulares.

Fuente: Blog Coinc

Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies